26/05/2008 Fuente: Reasons To Believe

Lunes 26 de mayo de 2008

Indiana Jones y la arqueología bíblica

Maureen Bell

Desde los relatos exóticos de buscadores de tesoros a los documentales de History Channel, la arqueología ha capturado la imaginación del público desde siempre. Por supuesto, excavar en busca de antiguos artefactos nunca pareció mejor que cuando involucró a Indiana Jones.


Indy, con su sombrero de fieltro y látigo para toro, ha vuelto a la pantalla luego de un período de 19 años en Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal. Como siempre, sus aventuras lo sacan del entorno silencioso del aula y la biblioteca hacia el mundo oscuro y peligroso de lo anticuado y paranormal. Los malos nunca están lejos y uno nunca sabe qué poder mitológico espera ser desatado.


La naturaleza legendaria y misteriosa de las civilizaciones antiguas, además del folklore romantizado de los tiempos modernos, prestan a la arqueología una condición mítica. En realidad, el trabajo de campo en la arqueología es mucho menos azaroso que las correrías de Indy, pero sus resultados son mucho más emocionantes.


La arqueología, tal como la conocemos, es una práctica relativamente nueva. Según Randall Price, autor de The Stones Cry Out, “Los primeros ‘arqueólogos’... fueron los excavadores de tumbas que saqueaban la tumbas de la antigüedad... en busca de tesoros escondidos”. La búsqueda de reliquias antiguas comenzó principalmente como una profesión mercenaria centrada en “la fortuna y la gloria” y se transformó gradualmente en una ciencia preocupada por preservara la historia, en vez de destruirla.


Cuando apareció la palabra “arqueología” en el siglo XVII, fue en asociación con Israel antiguo y la Biblia. Price afirma: “Desde el principio, la idea de la arqueología estuvo vinculada con la Biblia”, pero finalmente su paraguas se extendió para incluir a otras civilizaciones y períodos de tiempo, y la arqueología bíblica se convirtió en su propia rama de estudio.


Si bien el arca del pacto aún tiene que ser redescubierta fuera de Hollywood, la arqueología brinda importantes claves para la precisión y el contexto históricos de la Biblia, y nuestra interpretación de sus idiomas originales. Price afirme que el propósito de este campo, con relación a la Biblia, es “confirmar, corregir, aclarar y complementar el mensaje teológico de la Biblia”. Confirma nuestra comprensión de la palabra de Dios y nos corrige cuando hemos interpretado algo incorrectamente. También aclara nuestra visión de las civilizaciones descriptas en la Biblia, especialmente Israel antiguo. Y también complementa la Biblia llenando los espacios vacíos y ampliando información en áreas donde ésta no entra en detalles.


Sin embargo, los cristianos no deben suponer que la arqueología demuestra la validez de las afirmaciones de verdad o mensajes espirituales de la Biblia. Para comenzar, la cantidad real de artefactos recuperados es pequeña comparada con las áreas que permanecen sin explorar por falta de fondos y personal, y las tensiones políticas. Más importante, sin embargo, es que es esencial recordar que la arqueología tiene que ver con historia y no teología. En palabras de Indy mismo en Indiana Jones y la última cruzada, “la arqueología es la búsqueda de hechos, no de verdad”.


Price lo describe de otra forma: “Si bien la arqueología es de gran ayuda para entender la Biblia, quienes usan la arqueología con este propósito en mente deben evitar usar evidencias materiales para criticar la autenticidad o precisión de la Biblia”.

 

Cuando pregunté a la apologista y autora de Reasons To Believe Krista Bontrager al respecto, me dijo: “Lo que podemos decir es que las historias de la Biblia tiene ‘apoyo’ histórico y ‘corroboran’ las Escrituras. Simplemente debemos evitar palabras como ‘demuestra’ o ‘autentica’”.


Los hechos de la arqueología apoyan la verdad de la Biblia, pero al final “debe recordarse que la Biblia misma es nuestro mejor ejemplo de un documento arqueológico”. La arqueología funciona mejor, según Price, “como criada de la Biblia”, iluminando nuestras interpretaciones del idioma, los pensamientos y las costumbres.


Para más información sobre la Biblia y la arqueología, ver Alfred J. Hoerth, Archaeology and the Old Testament.


Traducción: Alejandro Field
Artículo original: Indiana Jones and Biblical Archaeology

 



  Ver todos los artículos

Condiciones de uso del material.
- © 2007 Razones para Creer, Buenos Aires, Argentina diseño: estudio krill