17/04/2008 Fuente: Reasons To Believe

Jueves 17 de abril de 2008

El diseño en la morfología y estructura de las galaxias

Hugh Ross

En una reunión reciente con agentes de seguros me enteré de que ya no es políticamente correcto referirse a un empleado como “excedido de peso”. La terminología correcta es decir que la persona no es lo suficientemente alta para su peso. Esta descripción ilustra la diferencia entre morfología y estructura. La corpulencia de una persona es un ejemplo de una característica morfológica. Las dimensiones del esqueleto de la persona ejemplifican la estructura.


Arien van der Wel, un astrónomo de Johns Hopkins University, ha hecho un descubrimiento acerca de la estructura y morfología de las galaxias que sugiere que puede haber más en el diseño de una galaxia para la posibilidad de sustentar vida que lo que se había reconocido previamente.1 Señaló que los astrónomos enfrentan una seria limitación para determinar con precisión la morfología de una galaxia si esa galaxia no está cercana. Para galaxias distantes, los astrónomos han usado la estructura de la galaxia como un sustituto para la morfología de la galaxia. Van der Mel se propuso verificar si este supuesto de sustitución tenía alguna validez. Realizó esta prueba gracias a la reciente divulgación del estudio más profundo hecho jamás de las galaxias, a saber la quinta divulgación de datos del Estudio Digital del Cielo Sloan.


Van der Wel extrajo características detalladas de 4.594 galaxias del Estudio Digital del Cielo Sloan con corrimientos al rojo entre 0,2 y 0,3 (correspondientes a distancias entre 2.500 y 4.000 millones de años luz). Esta muestra fue completa hasta una masa de galaxia de 10.000 millones de masas solares. (En tren de comparación, la masa total de la Galaxia de la Vía Láctea es 60 veces mayor). Las características de esas galaxias establecieron categóricamente que la morfología de las galaxias no depende de la estructura de las galaxias. Por lo tanto, la estructura de las galaxias no puede usarse como un sustituto para la morfología de las galaxias.


El análisis también reveló las causas de la morfología y la estructura de una galaxia. Van der Wel mostró que la estructura galáctica depende principalmente de la masa de la galaxia, en tanto que la morfología de la galaxia depende principalmente del entorno de la galaxia. (El entorno de la galaxia se refiere a la cantidad, tipos, tamaños y proximidades de las galaxias vecinas.)


Van der Wel ofreció una explicación de las dependencias que había observado. El entorno de una galaxia determinará los tiempos y cantidades de gas y polvo que ingerirá o perderá de sus interacciones con las galaxias vecinas. Esta incorporación o pérdida de gas y polvo afectarán las velocidades e historias de formación de estrellas de la galaxia. Por razones obvias, estas velocidades e historias de formación de estrellas influyen en la luminosidad y el color de una galaxia, pero evidentemente tienen poco efecto sobre la distribución de la masa dentro de la galaxia.


Este estudio significa que los astrónomos enfrentan ahora una tarea mucho más desafiante al determinar las características detalladas de las galaxias distantes. El trabajo de van der Mel también tiene implicaciones importantes para la lista de requisitos de las galaxias sustentadoras de vida.


Para que la vida avanzada sea posible dentro de una galaxia, el planeta en el cual existe la vida deberá orbitar una estrella que orbita el centro de la galaxia justo por debajo de la distancia de corrotación, donde esa órbita permanece inalterada durante miles de millones de años. La vida avanzada también exige que tanto la medida de la distancia de corrotación de la galaxia como la sincronización del nacimiento del planeta hospitalario para la vida con relación a la fecha de nacimiento de la galaxia tengan un ajuste fino. De no ser así, el planeta poseerá la mezcla incorrecta de elementos pesados, estará sujeto a una radiación mortal o experimentará perturbaciones gravitatorias.


(La distancia de corrotación es aquella distancia del centro de la galaxia donde una estrella orbita el centro galáctico a la misma velocidad que rota la estructura del brazo espiral. Una estrella demasiado lejos de la distancia de corrotación cruzará los brazos espirales demasiado frecuentemente para la vida avanzada. Sin embargo, si está exactamente a la distancia de corrotación, sufrirá de resonancia de movimiento promedio, que desestabilizará su órbita. Es necesario que se encuentre justo por debajo porque por arriba de la distancia de corrotación la cantidad de elementos pesados es demasiado baja.)


A fin de cumplir con los requisitos detallados anteriormente para la existencia de vida avanzada, tanto la estructura como la morfología de una galaxia deben tener un cuidadoso ajuste fino. Que la morfología de una galaxia ejerza muy poca o ninguna dependencia sobre la estructura de una galaxia implica que ambas características, y no sólo una, necesitan tener un ajuste fino. El estudio de van der Wel brinda todavía una demostración más de que cuanto más aprenden los astrónomos acerca de la ciencia del universo y la población de galaxias, estrellas, planetas, etc., más razones descubren para el diseño sobrenatural y superinteligente del universo y sus componentes constitutivos para el beneficio específico de la vida humana.2


1. Adrien van der Wel, “The Dependence of Galaxy Morphology and Structure on Environment and Stellar Mass,” Astrophysical Journal Letters 675 (2008): L13-16.
2. Hugh Ross, The Creator and the Cosmos, 3rd ed. (Colorado Springs: NavPress, 2001); Hugh Ross, Creation as Science (Colorado Springs: NavPress, 2006).


Traducción: Alejandro Field
Artículo original: Galaxy Morphology and Structure Design



  Ver todos los artículos

Condiciones de uso del material.
- © 2007 Razones para Creer, Buenos Aires, Argentina diseño: estudio krill