28/02/2008 Fuente: Razones para Creer

Jueves 28 de febrero de 2008

Juan Sebastián Bach, una razón para creer en cinco líneas

Jorge Chinni

Las líneas del pentagrama, claro. ¿Por qué J. S. Bach es una razón para creer? Por la forma en que aceptó la vida como venía y por su mensaje de esperanza, fe y confianza en la gracia de Dios. Y porque fue un artista posiblemente no superado técnicamente en la historia de la música. La gracia de Dios dotando de excelencia a un ser humano como él es un resquicio por donde podemos adivinar la gloria de Dios.

 

Un poco de trasfondo

 

Heredero de la Reforma y criado en un ámbito luterano, JSB nació en Turingia, Alemania poco después de la Guerra de los Treinta Años, en 1685, en una región que fue crisol de distintas culturas. Tuvo contacto principalmente con el luteranismo pero también con el catolicismo, el calvinismo y el pietismo.

 

Su vida personal fue muchas veces dolorosa. Perdió varios familiares íntimos por la peste y a sus padres a los diez años. Su primera esposa, María Bárbara, murió mientras estaba de gira; cuando volvió, encontró que ya la habían enterrado. Tuvo muchos hijos, varios de los cuales murieron durante su vida. Pese a todo, su mensaje fue siempre de esperanza, fe y devoción.

 

Algunas de sus obras instrumentales son El arte de la Fuga, la Ofrenda Musical, los Conciertos Brandeburgueses, obras para órgano solo y El Clave Bien Temperado. Mis favoritos instrumentales para distintos estados de ánimo son la primera suite para violonchelo y las Variaciones Goldberg, en alguna de las versiones de Glenn Gould.

 

Cantatas


Es en las cantatas donde más se refleja el espíritu cristiano de JSB. Bach solía agregar a la partitura de sus cantatas las iniciales S.D.G. (Soli Deo Gloria, es decir “sólo para la gloria de Dios”).

 

Bach elegía los textos y le ponía la música más variada. Tienen estructuras a veces muy complejas y utilizan simbología musical propia del barroco; por ejemplo, ciertas coloraturas para enfatizar palabras. Las alegorías de sus notas son notables y superan el intento de este artículo. Según Albert Schweitzer, Bach pintaba ideas por medio de la música.

 

Un ejemplo


Demos una mirada a la cantata BWV 93, “El que deja reinar al buen Dios”, escrita para el quinto domingo después de Trinidad en Leipzig, en 1724. Instrumentada para oboes, violines, viola y bajo continuo, la parte cantada está a cargo de soprano, contralto, tenor, bajo y coro.

 

Es una cantata con siete números y habla de la confianza en Dios que debe tener el hombre. Intenté quitarle algunos versos para abreviar, pero no me atreví porque su mensaje de esperanza está en todo el texto. Se relaciona con el capítulo 5 del Evangelio según Lucas. La cantata se basa en un coral muy conocido en el ámbito luterano que lleva el mismo nombre. Su estructura es simétrica.

 

1 Coro:
El que deja reinar al buen Dios
y pone siempre en El su esperanza,
Será preservado milagrosamente para Él,
Por encima de todos los males y aflicciones.
El que tiene confianza en el Altísimo,
No ha construido sobre arena.


2 Recitativo y coral, Bajo:
¿De qué sirven nuestras graves preocupaciones?
No hacen más que oprimir nuestro corazón
Con tormentos, angustias y pesares mil.
¿De qué sirve gemir y lamentarnos?
Así, sólo obtendremos sinsabores y amarguras.
¿De qué nos sirve lamentarnos cada mañana,
debiendo gemir en el sueño, y dormirnos por la noche
con el rostro bañado en lágrimas?
Así nuestros males y nuestras penas
Se incrementan por la aflicción y la angustia.
Por eso, un cristiano es mucho más prudente
Cuando soporta su cruz con resignación.


3 Aria Tenor:
Es suficiente mantenerse sereno
Cuando llegue la hora crucial,
Porque nuestro Dios nos bendice con su gracia
Sin negarnos jamás su clemencia.
Dios, que conoce a los elegidos,
Dios que es nuestro padre,
Alejará finalmente todos los tormentos
Y asistirá a sus hijos.


4 Dúo Soprano Alto:
El conoce los momentos oportunos de alegría
Y sabe cuando son necesarios,
Porque está convencido de nuestra fidelidad
Y constata que no somos hipócritas.
Dios viene hacia nosotros
para colmarnos de bienes.


5 Recitativo y Coral Tenor:
Cuando recaigan sobre ti las penalidades
Cuando retumben rayos y truenos y
Cuando una angustiosa tormenta te llene de ansiedad,
No creas que Dios te ha abandonado.
Si en el apuro más grave e incluso hasta en la muerte,
Dios permanece cerca de los suyos y extiende su gracia.
No puedes ni imaginar que Dios quedará con los brazos cruzados.
El que día tras día, como hombre afortunado,
Puede vivir en el gozo y en la alegría
Y se mantiene siempre feliz, encadenando días propicios,
Quedará finalmente aprisionado,
Después de divertirse con fútiles festejos,
La muerte siempre estará ahí, dando lugar
A numerosos cambios.
Aunque Pedro trabajó la noche entera,
No tuvo fruto y no pescó nada,
Pero la palabra de Jesús fue suficiente para llenar sus redes.
Así pues, en la pobreza, penalidades y sufrimientos
No dejes de confiar en la bondad de tu Señor Jesús
Y conservar la fe dentro de tu corazón;
Después de la lluvia, Él manda rayos de sol
Y marca a cada uno su destino.


6 Aria Soprano:
Quiero elevar mis ojos hacia el Señor
Y tener siempre confianza en mi Dios
Él es un Ser milagroso:
Puede despojar a los ricos y volverlos pobres,
Y enriquecer a los pobres para hacerlos grandes.
Hágase su voluntad.


7 Coral (Coro):
Canta, reza y anda por los caminos de Dios
Cumpliendo tus deberes con propósito sincero
Confía en la abundante gracia del cielo
Porque así se renovará para ti;
Dios no abandona al que en Él confía.


Conclusión


La síntesis se la pedimos prestada a la cantautora argentina María Elena Walsh:

 

No son los ángeles que cantan
No son los pájaros ni el mar
Es un señor lleno de cielo
El señor Juan Sebastián.

 

Hace muchísimos inviernos
Que lloriqueando en alemán
Nació entre fusas y corcheas
El señor Juan Sebastián.

 

...........................................

 

Soñando en órgano y en clave
A su país angelical
Llevaba a príncipes y a pobres
El señor Juan Sebastián.

 

Está contándonos un cuento
Que no terminará más jamás:
Dios le dictaba el argumento
Al señor Juan Sebastián.

 

s.d.g


 

Referencias y reconocimientos:


• No pueden faltar el escuchar las obras ya que la música es eso: sonido. Las obras instrumentales suelen estar disponibles en negocios de discos. Las cantatas en negocios más especializados. Se pueden escuchar los ciclos de Karl Richter, el mencionado Helmuth Rilling, Suzuki, Koopman, Leonhardt, Gardiner, Harnoncourt, etc. Se recomienda la audición cuidadosa y repetida con el texto adjunto.
• La Cantata del Domingo. Programa de la Academia Bach de Buenos Aires a cargo del maestro Mario Videla. Por Radio Nacional Clásica de Buenos Aires, 96.7 Mhz.  Y la página de la Academia:  http://www.festivalesmusicales.org.ar/cantata.html
• La página sobre cantatas en Internet en http://www.bach-cantatas.com/index.htm
• El libro en dos tomos “Johann Sebastian Bach, el músico sabio” por Christoph Wolff.
• Para quienes se animen: “Gödel, Escher, Bach” por Douglas Hofstadter, un estudio sobre la recurrencia y la auto-referencia.
• Albert Schweitzer: “Bach el músico poeta”.



  Ver todos los artículos

Condiciones de uso del material.
- © 2007 Razones para Creer, Buenos Aires, Argentina diseño: estudio krill