26/02/2008 Fuente: Reasons To Believe

Martes 26 de febrero de 2008

En la zona habitable, pero sin agua

Jeff Zweerink

Los planetas que rodean estrellas enanas clase M han generado mucho interés últimamente, especialmente con el reciente descubrimiento de un planeta de la masa de la Tierra en la región donde podría existir agua líquida sobre la superficie. Dado que el 75% de las estrellas son enanas clase M, esta cifra amplía grandemente los sitios de vida potenciales en el universo si pueden formarse planetas habitables alrededor de estas estrellas. Discutimos algunas restricciones de cualquiera de estos planetas en una razón para creer anterior [aún no traducida].


Un artículo publicado recientemente en Astrophysical Journal identifica otro problema para obtener agua líquida en cualquier planeta del tamaño de la Tierra alrededor de enanas clase M. Como sería de esperar, los planetas más cercanos a la estrella se forman en un entorno más caliente que los planetas más lejanos. Durante la etapa de acreción planetaria, la temperatura en la zona habitable alrededor de una enana clase M es significativamente superior de lo que es alrededor de una estrella clase G, como nuestro sol. Además, la cantidad de material volátil, como el agua, que un planeta acreta o acumula durante la formación depende sensiblemente de la temperatura en el entorno que lo rodea.


El autor del artículo describe dos escenarios de formación planetaria alrededor de una enana clase M. Todo planeta que pueda acretar suficiente agua como para hacer un océano se forma bien afuera de la zona habitable donde el agua líquida podría existir sobre la superficie. Alternativamente, todo planeta que se forma en la zona habitable no acreta suficiente agua durante la formación como para hacer un océano. De una forma u otra, estos resultados amplían el creciente cuerpo de evidencia de que las abundantes estrellas enanas clase M no cumplen con los requisitos más básicos para sustentar vida. Encuentro que estos resultados son apasionantes, porque siguen afianzando la inferencia bíblica de que la Tierra es única en su capacidad para sustentar vida avanzada como los seres humanos.


Traducción: Alejandro Field
Artículo original: In the Habitable Zone But With No Water

 

 



  Ver todos los artículos

Condiciones de uso del material.
- © 2007 Razones para Creer, Buenos Aires, Argentina diseño: estudio krill