28/07/2007 Fuente: Reasons To Believe

Galaxias espirales: ¿Demasiado desgastadas para la vida?

Hugh Ross

Las galaxias espirales son como las personas: se desgastan con la edad. Así como las personas se van aflojando y arrugando gradualmente, también la elegante estructura espiral de una galaxia se desgasta formando una miríada de subestructuras –espolones, plumas y filamentos– que salen de los brazos principales de la galaxia. Estas subestructuras interfieren con las necesidades de la vida avanzada.

 

¿De qué forma? Las estrellas brillantes y las densas nubes moleculares son abundantes en los brazos espirales y también en las estructuras. Estas estrellas y nubes tienden a desestabilizar las órbitas de sistemas planetarios completos o de los planetas individuales que los integran. Esta desestabilización hace que la vida avanzada sea imposible, así como la lluvia de radiación de estas estrellas brillantes.

 

Sin embargo, en galaxias espirales lo suficientemente jóvenes como para no estar desgastadas, faltan elementos esenciales para la vida, específicamente elementos pesados como el uranio y el torio. Las abundancias apropiadas recién se vuelven disponibles cuando una galaxia alcanza la edad no tan joven de 9.000 a 10.000 millones de años.1

 

La forma de sortear este desafío de las subestructuras es encontrar una galaxia espiral con la suficiente edad, con un desgaste mínimo y luego ubicar un planeta justo a punto (en cientos de formas) en una región menos impactada por el desgaste. Dicha ubicación es exactamente donde se encuentra la Tierra. ¿Una coincidencia sorprendente?

 

Descubrimientos recientes arrojan nueva luz sobre cuán sorprendente es exactamente esta coincidencia.2 Equipos de investigación han encontrado que el proceso de desgaste es intrincadamente complejo, afectado por múltiples parámetros de la galaxia. Para mantener el desgaste dentro del rango aceptable para la vida, el campo magnético de la galaxia debe ser relativamente débil, pero lo suficientemente fuerte como para impedir el colapso de la galaxia. Su disco debe ser lo suficientemente denso, pero no demasiado denso. Y la cantidad de gas en los brazos espirales, así como la compresión diferenciada del gas que fluye por ellas, debe ser relativamente baja, pero lo suficientemente alta como para sustentar la estructura espiral.

 

Se requiere una precisión similar para la ubicación de cualquier sitio para la vida avanzada dentro de una galaxia mínimamente desgastada. Debe residir cerca de lo que se denomina la distancia de corrotación (la distancia a la que las estrellas giran alrededor del núcleo galáctico a la misma velocidad que giran los brazos espirales, junto con sus subestructuras). Un equipo de investigadores de la Universidad de Maryland observó recientemente que, cerca de la distancia de corrotacion, las estructuras se separan, dejando una pequeña brecha como cuando uno separa el cabello al peinarse. Así que, desde el punto de vista del desgaste también, el mejor lugar para un planeta que sustenta vida avanzada es cerca de la distancia de corrotación.3 Y es allí donde nos encontramos.

 

El hecho que la vida avanzada requiera tanta precisión de su galaxia y de las características de esa galaxia así como de su posición dentro de esa galaxia especializada hace que nuestra Galaxia de la Vía Láctea parezca mucho más notable. Los datos indican que Alguien quiso que hubiera vida avanzada aquí.

 

Referencias

  1. Hugh Ross, Creation as Science (Colorado Springs, CO: NavPress, 2006), 103-05, 135-38, 146-47.
  2. Rahul Shetty and Eve C. Ostriker, "Global Modeling of Spur Formation in Spiral Galaxies," Astrophysical Journal 647 (2006): 997-1017; Woong-Tae Kim and Eve C. Ostriker, "Formation of Spiral-Arm Spurs and Bound Clouds in Vertically Stratified Galactic Gas Disks," Astrophysical Journal 646 (2006): 213-31; C. L. Dobbs and I. A. Bonnell, "Spurs and Feathering in Spiral Galaxies," Monthly Notices of the Royal Astronomical Society 367 (2006): 873-78; S. Chakrabarti, G. Laughlin, F. H. Shu, "Branch, Spur, and Feather Formation in Spiral Galaxies," Astrophysical Journal 596 (2003): 220-39; Woong-Tae Kim and Eve C. Ostriker, "Formation and Fragmentation of Gaseous Spurs in Spiral Galaxies," Astrophysical Journal 570 (2002): 132-51.
  3. Shetty and Ostriker, 997-1017.

Traducción: Alejandro Field

Artículo original: Spiral Galaxies: Too Frayed for Life?, Connections 2007 - Quarter 1



  Ver todos los artículos

Condiciones de uso del material.
- © 2007 Razones para Creer, Buenos Aires, Argentina diseño: estudio krill