28/07/2007 Fuente: Reasons To Believe

El veredicto sobre la materia oscura apuntala el modelo de la creación

Jeff Zweerink

Imagine que usted se encuentra en una corte donde el astrofísico de Reasons To Believe Jeff Zweerink está actuando de fiscal.

 

“Damas y caballeros del jurado, hoy presento evidencia contundente que confirma un componente clave del modelo de creación cósmica de Reasons To Believe: la materia oscura ciertamente existe. Esta misteriosa materia oscura, que constituye alrededor del 25% del universo, ha demostrado ser notablemente difícil de estudiar, ya que no emite ninguna radiación electromagnética: ni ondas de radio, ni luz visible, ni rayos X, etc.

 

Aun con esta dificultad, los científicos han descubierto varios fenómenos físicos que brindan evidencia a favor de la existencia de la materia oscura: las curvas de rotación de las galaxias, las velocidades de las galaxias en los racimos y el efecto de lente gravitatoria (cuando la luz de una fuente remota “se curva” alrededor de un objeto formando una o más imágenes) sobre la luz de racimos de galaxias lejanos. Sin embargo, quienes argumentan en contra de la existencia de la materia oscura han desarrollado modelos que aparentemente explican estos datos observacionales. Para evaluar adecuadamente estos modelos alternativos, ustedes deben recordar un punto clave. Si bien la interacción gravitatoria de estos modelos difiere de las predicciones generalmente aceptadas de la relatividad general, el campo gravitatorio sigue coincidiendo con la ubicación de la masa visible; por ejemplo, el gas emisor de rayos X de un racimo de galaxias.

 

En agosto de 2006 astrónomos de la NASA dieron a conocer observaciones que presento como evidencia A, que refutan estos modelos alternativos. Usando telescopios ópticos y de rayos X de primer nivel, los científicos observaron una colisión entre dos racimos de galaxias distantes.1

 

Los modelos de materia oscura predicen que, durante la colisión, la fricción debería frenar el gas entre los racimos, en tanto que la materia oscura seguiría mayormente sin impedimentos. En consecuencia, las ubicaciones del gas emisor de rayos X no deberían corresponder con la ubicación de la masa que causa el efecto de lente gravitatoria, en contraste con las predicciones del modelo sin masa oscura.

 

Les presento estos resultados contundentes que muestran que la ubicación del gas de los racimos de galaxias (rojo) claramente no se alinea con la ubicación de la masa responsable del efecto de lente gravitatoria (azul). Además, esta masa responsable no emite rayos X, luz visible o ninguna otra radiación electromagnética detectable.

 

Para cerrar, tengan en cuenta que la cosmología del big bang reproduce la descripción bíblica del universo, en la cual el cosmos se expande continuamente luego del evento de la creación. Sin embargo, los descubrimientos científicos demuestran que el universo primitivo, inicialmente parejo y homogéneo, no podría haber producido las galaxias y racimos de galaxias que vemos hoy sin una cantidad de materia oscura finamente ajustada. Los resultados presentados aquí hacen que el veredicto sea obvio: la materia oscura existe, y su existencia solidifica el fundamento científico del modelo de creación cósmica de Reasons To Believe. Este modelo incorpora la cosmología del big bang y postula la obra de un Diseñador sobrenatural que creó e hizo un ajuste fino del cosmos para sustentar vida.

 

Referencias

  1. Douglas Clowe et al., "A Direct Empirical Proof of the Existence of Dark Matter," Astrophysical Journal 648 (2006): L109-L13

Traducción: Alejandro Field

Artículo original: Dark Matter Verdict Buttresses Creation Model, Connections 2007, Quarter 1



  Ver todos los artículos

Condiciones de uso del material.
- © 2007 Razones para Creer, Buenos Aires, Argentina diseño: estudio krill